viernes, 28 de marzo de 2008

Profunda tristeza....

Hay alguien a quien quiero muchísimo y que es vital para mí, que no está pasando su mejor momento. Ella siempre ha sido reservada y sumamente introvertida, pero siempre me ha bastado con mirarla para saber qué sentía. Puedo dar fé de que su infancia fué feliz, pero con el periodo de la adolescencia empezaron a nacer miedos, inseguridades y complejos que hicieron que su mundo fuera éso, sólo suyo.... Con un corazón inmenso y una gran madurez ha ido construyendo una vida que estoy segura que no es la que siempre imaginó, de hecho, todos apostamos por un futuro para ella digamos que distinto.....
Si repaso en el tiempo no encuentro ningún momento en el que le haya dicho un "te quiero", tampoco ella a mí, aunque ha habido tantos instantes en los que los hechos han hablado por sí solos, que estoy convencida que ha quedado más que claro.
Ni siquiera sé si algún día leerá esta entrada, pero en este momento y pensando en ella, no puedo evitar sentirme mal por su tristeza y siento la necesidad de ahogar mi emoción con estas letras.
Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caido nunca, sino en haberse levantado después de cada caída.... Ánimo!!!

2 comentarios:

Iván dijo...

Dale un abrazo cuando puedas, Neruda. Sin duda ése es el mejor regalo para un amigo en apuros. Y el mejor trampolín para salir del pozo.
un beso!

neruda dijo...

En este caso es algo más que un amiga, es mi propia hermana....gracias Iván

Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog