domingo, 27 de diciembre de 2009

Rompiendo...con todo...

No voy a desearos lo mejor en estas fechas...
No voy a preguntar si os ha tocado la lotería de navidad...
Ni siquiera pienso hacer una lista de buenos propósitos para el próximo 2010..

Cada una de las personas que habéis pasado por aquí y que pertenecéis a alguno de mis "rincones con encanto", formáis parte de mi vida, y algunos en más medida que otros, conocéis mis inseguridades y mis "neuras". Estoy en plena época de cambios (me lo estoy currando de lo lindo) y por tanto no quiero recurrir a lo tradicional.
Os tengo un cariño especial; os debo mil consejos, minutos de escucha, y cientos de escalofríos al leeros que ayudaban a subir mi ánimo. Pero a pesar de todo, no pienso soltar el tradicional discurso que escuchamos y leemos por todas partes en esta época del año.
Sé que cada una de las personas que se encuentran detrás de esos maravillosos blogs, tiene sus propios problemas, historias fantásticas algunas, más discretas otras, pero de una forma o de otra, todos tenéis el suficiente corage para salir cada día adelante, incluso siempre os quedan fuerzas para "empujar" a todo aquel que lo necesita, por tanto, para qué exponer una teoría que todos conocemos demasiado??
Sabéis lo que pienso y siento por cada uno, lo he plasmado en mi rincón en más de una ocasión....No desearía para vosotros nada que no quisiera para mí....
Se acabó eso de mirar atrás..de pensar que cualquier tiempo pasado fué mejor... Vivo en el mejor presente que se pueda desear, el que yo misma me encargo de moldear día a día (aunque es cierto que tengo que aprender a hacerlo algo mejor, pero quién no?)
Estoy abierta a sabores nuevos....a sensaciones nuevas...a sentimientos nuevos...ni mejores ni peores que los anteriores...sencillamente diferentes...
Y la nueva Neruda que hoy publica esta entrada, lo hace desde la esperanza, la positividad y las ganas de cambio....(y no es para nada un propósito para el nuevo año....sino para una nueva vida...)
Cuando hace frío tendemos a abrigarnos, y todos sabemos lo agradable que es la sensación cuando estamos calentitos...acurrucados en un sofá liados en una manta, o metidos en la cama con el nórdico de plumas...es reconfortante, sin duda...por eso, yo, hoy, solo deseo que os sintáis abrigados....

jueves, 26 de noviembre de 2009

Sabor a.....

Estaba aquí...escuchando una canción que me trae sabores de mi adolescencia...no imaináis cuántas veces me he sentado junto al equipo de música y la he escuchado hasta la saciedad...me trae sabor a invierno, recostada en el viejo sofá de piel liada en una manta, sabores amargos de alguna desilusión amorosa de la época, sabor de juventud, de ilusión, de pensar que lo tenía todo al alcance de mi mano, sabor a sueños que nunca se hicieron realidad, sabor a esas riñas de mi madre por no salir de aquella habitación en horas, sabor a ternura cuando después de la riña llamaba a la puerta y me traía algo para comer, sabor a incomprensión (supongo que todos los adolescentes nos hemos sentidos incomprendidos en alguna ocasión...ese "nadie me entiende..."), sabor a aquellas largas llamadas de telefóno donde Montse y yo nos confesábamos los últimos secretos.... Ese cd me lo regaló mi hermana en la mejor época de mi vida, y esta música ha sido cómplice de innumerables deseos, sentimientos, sueños, lágrimas, risas, inseguridades, miedos....y de ese último toque que te da la vida para terminar de forjar tu personalidad....pero haciendo balance, ahora, escuchándola de nuevo y volviendo a saborear todo aquello, puedo afirmar que fueron unos años mágicos, donde comencé a fabricar mis alas....y sabéis?? aun no están terminadas, sigo fortaleciéndolas, y aunque por ahora no estén listas para despegar, volarán....os lo aseguro...

sábado, 14 de noviembre de 2009

Me busco...

Gracias...yo no podría haberlo definido mejor...

Algun dia aprenderé el porque de algunas cosas
empiezo a aprender como camina mi corazón
me precipito salto al vacio luego me siento y me pongo a buscarme
Y me busco, busco me busco y no me encuentro
Yo busco me busco y no me encuentro
busco me busco y no me encuentro
y yo busco me busco y no me encuentro
Y busco yo busco y me busco y no me encuentro
y busco me busco y no me encuentro
busco me busco y no me encuentro y busco y me busco...
Y no paro de buscarme mas y doy vueltas y pienso sin parar
y me miro en el espejo despacito,
me analizo y me enfado otra vez conmigo
y me digo anda ya mujé
si to tiene solución menos la muerte
Y me levanto mu segura
y me echo a llorar como una niña oscura
Ya no me divierto pienso algunos dias
y al otro dia no hay sol que me acueste
me echo a correr buscando no se que
pensando que tal vez es posible reponerse
Ya no me divierto pienso algunos dias
y al otro dia no hay sol que me acueste
me echo a correr buscando no se que
pensando que tal vez es posible reponerse
Y yo mientras busco me busco y no me encuentro
yo busco me busco y no me encuentro
y busco me busco y no me encuentro
y yo busco me busco y me busco...
Y cuando mi cuerpo termine de llorar,
echaré una ramita al mar
que esa balsa pá un marinero naufrago
y pá que no vaya atienta le pondré yo un faro
Y ahora que he caido al fondo de una piscina
que ni una gotita de agua tenia
voy a recoger mis alitas rotas
y las pegaré trocito a trozo y volaré
Yo soy una montaña rusa que sube que baja
que rie que calla confusa me dejo de llevá llevá
por lo que los dias me quieran mostrar
Soy una montaña rusa que sube que baja
que rie que calla confusa me dejo de llevá
por lo que los dias me quieran mostrar
Y yo busco me busco y no me encuentro
y yo busco me busco y no me encuentro
y yo busco me busco y no me encuentro
y yo busco me busco y me busco...
Y ya no me divierto pienso algunos dias
y al otro dia no hay sol que me acueste
me echo a correr buscando no se que
pensando que tal vez es posible reponerse
Y yo mientras busco me busco y no me encuentro
y yo busco me busco y no me encuentro
Y yo busco me busco y me busco
y me busco y me busco
y me busco y no me encuentro
Y busco me busco y no me encuentro
y busco me busco y no me encuentro
Y yo busco yo busco me busco me busco y me busco...

jueves, 12 de noviembre de 2009

De reforma....



Porque dicen que una imagen vale más que mil
palabras.....

sábado, 7 de noviembre de 2009

Mis relatos...

Una lección aprendida....


Teresa asomó su cabeza entre la puerta entreabierta. Le había parecido escuchar la voz de Carlos al otro lado de la misma, y por un segundo, se planteó dar media vuelta y no entrar....pero esbozando un gran suspiro acercó sus nudillos a la barnizada puerta de madera y los golpeó suavemente un par de veces...
- Adelante!!...se escuchó de forma alta y clara.... Carlos se hayaba sentado en su silla giratoria, tras una mesa atiborrada de papeles y mantenía una acalorada conversación telefónica.
Su pelo era canoso y la poca luz que penetraba por aquel ventanal lo hacía brillar de una forma sensacional. Camisa a rayas, corbata azul... "siempre tan apuesto" ...pensó Teresa por un momento. Sabía que la conversación no iba a ser positiva para ella, que aquel lapsus cometido en el informe para la consultora, le iba a traer tremendas consecuencias.
Hacía varias semanas que Carlos le había encargado aquel informe, recalcándole varias veces la importancia del mismo, pero ella no pasaba por su mejor momento, la ruptura con Raúl había hecho gran mella en su vida, influyendo negativamente en su faceta profesional. Andaba cabizbaja por los pasillos de la empresa, ya no se acercaba al resto a la hora del café, e incluso la habían sorprendido llorando en el servicio en más de una ocasión.
Tan sólo había omitido varios datos, de gran importancia claro está, y esto le había traido a Carlos numerosas broncas de sus superiores.
Carlos colgó el teléfono con un golpe seco, alzó la vista por encima de sus gafas de diseño, y le lanzó una mirada fría y llena de cólera a Teresa.
Él había ascendido hacía unos meses, no podía permitirse el lujo de ponerse en evidencia frente a los socios más destacados de la empresa, y no estaba dispuesto a que una chica depresiva se interpusiera en su vertiginoso camino hacia el siguiente escalafón dentro de la misma.
- Siéntate...le ordenó Carlos de forma tajante.
- Te advertí de la importancia del informe...prosiguió con voz firme...me quieres explicar qué demonios te pasa últimamente?
Teresa había tomado asiento y mantenía sus piernas muy juntas con el fin de evitar que empezaran a temblarle. Permanecía con la cabeza agachada y tan solo movió la mano para introducir su pelo detrás de la oreja, gesto que solía hacer cuando estaba muy nerviosa.
- Lo siento...no sé qué pasó...lo revisé varias veces antes de entregarlo...pero...y apenas tuvo tiempo de continuar con su explicación cuando Carlos la interrumpió de forma casi violenta...- Pero qué Teresa!!!!, sabes las llamadas que he tenido que atender y la de disculpas y explicaciones que he tenido que dar??...te haces una ligera idea??.
- Asumo toda la responsabilidad...pongo mi cargo a tu disposición...escribiré mi carta de dimisión ahora mismo....contestó Teresa levantando por fin la cabeza y mirando directamente a los ojos de Carlos.
No sabía lo que estaba diciendo, no podía quedarse sin trabajo, ahora no...Raúl se había ido, y ahora ella tenía que hacer frente a todos los gastos sola. Esa decisión podía acarrearle nefastas consecuencias. Pero ante aquel error y aquella tremenda bronca no podía hacer otra cosa, reconocía que había sido una negligencia imperdonable y estaba dispuesta a abandonar su puesto de trabajo.
Carlos la miró con gran sorpresa, no esperaba algo así de ella, y lo cierto es que por su mente no había pasado la idea del despido, porque lo que sí tenía muy claro es que había sido una muy buena secretaria durante estos últimos 3 años, pero ahora, parecía tan perdida....
- Joder Teresa!!!!, pero qué dimisión ni qué niño muerto!!!,- exclamó Carlos aun más enfadado si cabe, - aquí lo que hay que buscar son soluciones, enmendar errores, y no salir con el rabo entre las piernas... crees que no sé lo que te pasa???, estás dispuesta a mandarlo todo a la mierda por un tipo que te engañó tan vilmente??. Esta es tu profesión Teresa, y aquí te debes a tu trabajo, no quisiera sentirme decepciondo ante la imagen que tuve cuando te contraté...- Su tono había descendido paulatinamente y en su última frase, casi le estaba hablando con dulzura.
Teresa comenzó a llorar de forma desconsolada, estaba soltando toda la presión acumulada desde que llegó a la oficina temprano y se encontró con Carlos en el ascensor. Su mirada y aquella frase "te espero en mi despacho"...la habían convertido en un auténtico saco de nervios.
Ya nisiquiera sabía el por qué de su llanto: la bronca de Carlos, el asumir ante él su error, el recuerdo de Raúl....o la manera en que su jefe le había hecho ver la realidad.
- Nos han ampliado el plazo para volver a presentar ese dichoso informe 48 horas más....48 horas Teresa!!!!,- repitió Carlos de forma acalorada, - No hay tiempo de llantos, ni de lamentos, ni de malditos recuerdos, tienes un informe que elaborar...y esta vez, espero que sin ningún tipo de error...-
Teresa se levantó casi dando un salto de aquella silla, secó sus lágrimas con la manga de su jersey y dió media vuelta dirigiéndose hacia la puerta, pero justo cuando iba a salir del aquel despacho, giró su cabeza y dijo con voz suave, - Gracias por apostar por mi profesionalidad Carlos...- y tirando del picaporte se dispuso a salir de aquella estancia, pero él le dedicó una última frase antes de que cerrara totalmente la puerta...- No estoy apostando por mi secretaria, sino por Teresa, la persona que se encuentra detrás...no lo olvides...-
Cerró la puerta con la sensación de haber despertado de aquella pesadilla donde había estado sumergida los últimos meses. Se dirigió a su mesa, se acercó hasta su ordenador y comenzó a corregir aquel informe sintiéndose de nuevo viva, y recordando la frase de uno de los personajes de su libro favorito, "el principito", aquel borracho al que le preguntaron - "por qué bebes??"....a lo que éste contestó, - "para olvidar que bebo...". Justamente así se había sentido ella en las últimas semanas, encerrándose en sí misma, metida en un auténtico pozo, para intentar olvidar su tristeza. Ahora, por fin, estaba dispuesta "a dejar de beber para olvidar..."



jueves, 29 de octubre de 2009

Siempre dando ejemplo...hasta el final...

Me he emocionado de manera especial con este vídeo.... Hace pocos días, a alguien cercano, le han diagnosticado alzheimer, y no he podido evitar sentir un nudo en el estómago al contemplar esta secuencia.
Perdemos demasiado a menudo la paciencia con nuestros mayores...sin pensar...que ellos la tuvieron mil veces más con nosotros, y además, acompañada de ternura y cariño.
Alguien puede llegar a tener una mente "en blanco"...pero su corazón sigue estando tan lleno como siempre...

lunes, 26 de octubre de 2009

Mi escapada...

Creo que ya es sabido por todos los que seguís este blog, que el verano no ha sido todo lo bueno que yo hubiera deseado.
He hablado también en alguna ocasión de alguien que forma de manera especial, parte de mi vida...ese gato que, por fortuna, está junto a mí.
Montse..ese "aprendiz de gato" como ella misma se denomina (aunque por lo que a mí respecta, es un gato de los pies a la...cola?), me propuso cambiar de aires, ella sabía que me vendría bien visitarla...desconectar...y así lo hice.
Para los que no me tengáis muy ubicada, yo vivo en un pueblo de Jaén, y ella, desde hace unos años y por motivos laborales, reside en Madrid. La idea era la de irme SOLA a pasar el fin de semana con ella, y he de reconocer que la idea me atraía tanto, que no me importaron los entrecejos fruncidos ni los reproches de ciertas personas de mi entorno, así que, sin pensármelo demasiado...hice la maleta...y me dispuse a emprender viaje.
Principios de septiembre, y allí estaba yo...montada en aquel autobús, con la sensación de que me llevaría al otro lado del mundo, como si aquello fuera una auténtica aventura...algo fuera de lo común, y hasta me sentía especial por creerme protagonista de aquella sin razón.
Montse me había organizado el fin de semana...era viernes..yo llegaría sobre las 7 de la tarde y ya tenía cita a las 10 de la noche en unos baños árabes.
Cuando me bajé del autobús, casi me encontraba como Paco Martínez Soria en una de su peliculas en blanco y negro, solo que yo, no llevaba la gallina a cuestas.
Empecé a temblar nada más poner los pies en el suelo, pero yo mantenía el tipo, aparentando una normalidad ante los ojos de todo aquel que pasaba junto a mí.
Montse tardó un poquito en llegar y mientras la esperaba (sin moverme del sitio ni un cm. tal y como me había dicho ella), sentía un nudo en mi estómago, quizá cierto cargo de conciencia por sentirme tan bien lejos de casa y de los mios.
Fuimos a visitar algunas tiendas y después a tomar unas cañas antes de aquella relajada sesión en los baños árabes.
Cuando estaba allí dentro...con aquella oscuridad y esa musiquilla árabe de fondo...no pude evitar cerrar los ojos en más de una ocasión intentando quizá, buscar esa paz que tanta falta me hacía.
Disfruté muchísimo del viaje...visité lugares nuevos..degusté platos de cocina internacional, como la griega, pero sobre todo, hablé muchísimo...necesitaba descargar de alguna forma muchos de mis miedos, de mis sueños, y aquel gato acurrucado al otro lado de la cama...era el confidente perfecto. No dormí apenas en las dos noches que estuve allí...en parte porque me sentía tan excitada, no sé, todo me parecía tan nuevo...hacía tanto que no disponía de esa libertad, de tiempo exclusivamente para mí, y sobre todo, de disfrutar de la compañía de Montse de forma más directa, no solo a través del hilo telefónico.
Descubrí la mermelada de frambuesa, y ya sé que no hay que ir a Madrid para eso, basta con acercarse al centro carrefour más cercano, pero era el hecho de abrirme a todo...incluso a sabores nuevos...soy demasiado metódica en todo, y eso, aquel fin de semana, cambió.
Bebí mi primer mojito, y mi segundo y ....bueno...lo dejaremos ahí... Bailé como una loca y abrí mis sentidos a todo. Fué un fin de semana mágico...
Cuando me monté de nuevo en aquel autobús para volver a casa....sentí cierto temor...temor a que una vez en mi vida cotidiana, volviera a sentir la necesidad de esa libertad, que la extrañara, que la ansiara... Me estoy esforzando tremendamente por cambiar todo lo que no me gusta, todo lo que considero negativo...quiero soltar lastre...hay cosas que me pesan demasiado. Quizá no conseguí saber qué es lo que quiero a ciencia cierta..pero sí que aquella escapada me sirvió para saber qué es lo que no quiero bajo ningún concepto...supongo...que eso es un comienzo...

viernes, 23 de octubre de 2009

Tarde...

Una amiga me mostró esta hermosa canción...la letra....es un reflejo de una realidad que supera la ficción...Tarde....amiga....más vale tarde..que nunca....Un besito

miércoles, 14 de octubre de 2009

Nuevas relaciones....

Creo que aquello de ligar con la típica frase "estudias o trabajas?", está a punto de convertirse en una especie en extinción. Estamos en una época donde internet avanza a pasos agigantados a la hora de entablar unas nuevas relaciones interpersonales, no sé si mejores o peores, pero sí diferentes.
Numerosas salas de chats, un gran abanico de sitios donde conocer gente de tu ciudad o del lugar más remoto de la tierra, ponen a tu disposición las herramientas necesarias para acceder a todo tipo de personas. Salas de amistad, sexo, seguidores de tu equipo de fútbol, fanáticos de algún tipo de música...aunque no nos engañemos, entremos en la sala que entremos, el principal motivo es el de ligar, ya sea buscando una pareja estable, o conseguir encuentros esporádicos, sin obligaciones ni "malos rollos" (frase muy habitual en estos sitios). Y digo "el principal motivo" porque también encuentras aquellos que entran por mera curiosidad, o simplemente por conocer gente nueva, aunque son los menos.
Creo que la mayoría de las personas que disponemos de intenet, en algún momento, hemos entrado en algunas de esas salas, quizá sin una intención clara, pero lo cierto es que pocos nos hemos resistido a visitar uno de estos espacios, aunque todavía algunos se empeñen en negarlo por el rubor que presenta para ellos el admitir su inmersión en este mundillo, motivo que nos hace ver que esta actitud aun no está muy bien vista por mucha gente todavía.
Una nebulosa se cierne sobre este tipo de sitios....un espacio donde todo el mundo puede ser lo que desea, lo que siempre ha soñado, o simplemente mostrar lo que quiere ver el que está al otro lado de la pantalla. Mentiras, falsos perfiles y un sinfín de despropósitos andan a diario por estos chats, pero también es cierto que son muchos los que encuentran un modo de desconectar de su realidad, de soñar en encontrar la ilusión perdida o el gran amor de su vida. Y como una parte más de la vida misma, tiene sus ventajas e inconvenientes, sus seguidores y detractores, todo depende del ángulo con el que se mire. Muy cierto es que existen pedófilos que pueden cobijarse con total impunidad en estos sitios aprovechándose de jovencitas de 13 o 14 años, a las que tan solo con una recarga de móvil se las puede "comprar"... y hombres y mujeres casados que alimentan su promiscuidad con bastante facilidad. Pero hay que mirar los casos de miles de personas que nunca se han atrevido a pronunciar esa frase con la que iniciaba esta entrada, bien sea por timidez o por inseguridad, y en estos espacios se encuentran con la suficiente confianza como para mostrarse tal y como son pudiendo tener quizá una nueva oportunidad para ser felices. Quien no conoce hoy día una relación salida de internet?...
A pesar de todo, permitidme que yo sea algo más tradicional...para mí es importante una mirada...una caricia...el susurro de unas palabras al oido..no sé..cuestión de piel...y eso..por mucho que avance esto del internet...se queda fuera de su alcance...

domingo, 11 de octubre de 2009

Al mirar atrás....

A veces no podemos dejar de mirar atrás...aun sabiendo que nos hace daño y sobre todo que no nos deja avanzar. Entre muchos de mis defectos también se encuentra precisamente ése..el de no poder dejar el pasado en su lugar...atrás..
Hubo una serie de vivencias que me enriquecieron.. y que hoy me hacen suspirar, pensar que cualquier tiempo pasado fué mejor, pero también es cierto que a veces idealizamos las situaciones o personas de una etapa de la vida que sencillamente no fué ni mejor ni peor..sino distinta.
Existen circunstancias que sentimos como los hierros calientes de una ganadería, sellos que a fuego nos marcan, y que cada vez que vemos su huella es inevitable recordar.
En mi vida, como en la mayoría de la de los mortales, existe un momento así, uno de esos que jamás podré olvidar, no por lo que supuso en ese momento, sino por que, ahora, y visto desde la distancia, era como estar en la bifurcación de un camino, y casi sin pararte a pensar, escoger uno, y después de haber recorrido cientos de kilómetros, desear volver hasta ese punto y cambiar tu dirección, pero justo al volverte, descubres que detrás ya no existe suelo, solo un avismo.. y tu única opción es continuar hacia adelante.
Te preguntas que hubieras encontrado en aquel camino dejado atrás, qué experiencias te hubieran acompañado, y ante la impotencia de no poder contestar a esas cuestiones, simplemente te vuelves un ser apagado, sin ilusiones y prácticamente mecánico.
Puede parecer absurdo..patético incluso..pero hace algo más de 15 años, yo estaba en aquella bifurcación, decidiendo si seguía estudiando o no...y siento que cometí el gran error de mi vida.
Supongo que aquella inmadurez (que todavía sigo arrastrando), ayudó bastante en esa decisión, pero también es cierto, que numerosos factores influyeron en ella.
Es algo que pesa demasiado en mí. Podría volver a estudiar ahora, pero no creo que el error radicase en no adquirir una serie de conocimientos (que también), supongo que es más bien la pérdida de numerosas experiencias que se saborean de forma diferente a esa edad, y sobre todo, el saber que mi vida no sería la actual, el estar convencida de que aquella decisión lo hubiera cambiado todo.
Hubiera abierto los ojos al mundo...ese mundo que se empeña en devorarme dia a dia...y que siento que ya me hubiera comido yo a estas alturas. Ese mundo lleno de oportunidades, de vivencias que siento que ya no están a mi alcance...Podré reestructurar mi presente..inventar un futuro, pero siempre acabaré soñando con ese otro camino....


lunes, 28 de septiembre de 2009

Hoy, me como el mundo....

Hace unos cuantos días, me levanté como cualquier otra mañana...con los ojos a medio abrir iba haciendo eses de pared a pared a lo largo del pasillo hasta la habitación de mis hijos, y como de costumbre...me metí en la cama del pequeño porque le encanta que lo despierte a base de caricias, y lo cierto, es que a esas horas el sueño me pesa tanto que no soy capaz de acariciarlo estando de pié, así que cualquier día... me quedo frita a su lado y pierden cole.
Lo espabilé después de comerme su nariz....su oreja....sus dedos...y cómo no....de hacerle cosquillas en el cuello, su debilidad (supongo que en eso ha salido a su madre), y una vez despierto el pequeño...tuve que pasar a la cama del mayor y empezar una rutina, cuanto menos, parecida.

Era un día más, y todo estaba cuadriculado al detalle: cada acción está medida en el tiempo, y cuando surge algun "imprevisto" (como que se me haya olvidado planchar el baby de Jorge), ya voy de cabeza.
Pero en esta mañana no hubo nada inusual, todo iba según el plan establecido, y los llevé al cole con gran puntualidad.
Volví rapidamente a casa, recogí lo indispensable (vamos, lo justo y menos), me duché y me arreglé con la intención de hacer unas gestiones, y cuando me miré en el espejo me dije: "Toni....hoy te comes el mundo".....JÁ JÁ JÁ....supongo que el mundo todavía tiene una indigestión por haberme devorado a mí aquel día.
Pues bien....saqué mi coche de la cochera....puse Kiss FM con más volumen del normal (vamos, no tanto como esos jovencitos que se gastan la paga del mes en esos enormes altavoces que solo cogen en el maletero), pero sí...el volumen era alto.
Conduciendo me siento genial....es como si lo tuviera todo bajo control, como si me sintiera tremendamente segura de mí misma (a esto quisiera dedicarle una entrada completa), y me dirigí al centro de mi cuidad.
En seguida encontré aparcamiento y pensé..."ves Toni...hoy todo te saldrá redondo"...claro...que en ese momento...no sabía que redondo...lo que se dice redondo...no iba a salir..
No habría andado 20 metros desde donde había dejado el coche, cuando tropecé de manera estrepitosa, con el consiguiente movimiento de "me caigo...no me caigo..me caigo...", bueno, por fortuna conseguir mantener el equilibrio y no llegué a besar el suelo como el Papa, pero mi cara hubiera servido como semáforo de la salida de parrilla de la F1. Bueno, seguí caminando, algo más nerviosa claro está, y pensando "Bueno Toni, no pasa nada, todo el mundo ha tropezado alguna vez...esto no es nada".....Pero lo peor estaba por llegar....Entré en el banco, tenía que gestionar unos pagarés y me dirigí a la mesa donde Manu, mi asesor financiero (joder que bien suena eso...aunque no tiene mucho que asesorar...porque donde no hay...no hay), siempre me soluciona cualquier papeleta. Pero, sorpresa!!!!...Manu estaba de vacaciones, así que pregunté a la chica de la mesa de al lado quien podía hacerme esa gestión. Bueno de una mesa me mandaban a otra y al final me dijeron que podrían hacermelo en la misma ventanilla, con lo cual, hice la pregunta de rigor "quien es el último?", y a hacer cola.
Una misma cola para tres ventanillas, dos chicas y un chico...y yo por ser tan tímida, sinceramente, pensé "pues mejor que me toque alguna de las chicas...", pero nooooooo, me tocó el chico que además era nuevo (cosa que he descubierto hoy), y que parece que todavía no había aprendido a tratar con tacto a la gente.
Le expliqué el tema y me decía una y otra vez que lo que yo le pedía que hiciera (nada ilegal..o al menos nada que Manu no hubiera hecho mil veces en el último año), no podía ser....resoplaba, me hacía preguntas, volvía a resoplar, me miraba con desconfianza y volvía a resoplar...leía una y otra vez los pagarés, y me sermoneaba diciendo que "eso" no se podía hacer....Cuando quise darme cuenta, eran bastantes las personas que miraban con recelo aquella conversación y yo pensé... "mundo ...no te como...pero por favor...tierra..tragame...". Me tuvo un buen rato con los resoplidos y las regañinas, y lo cierto es que en ese momento me sentí tremendamente mal. Para un día que decido comerme algo más que mis miedos....La cosa es que después de salir del banco, tenía que haber ido a hacer unos recados, pero me hizo sentir tan mal....que me metí en el coche y volví a casa.
Supongo que esto que cuento no es nada nuevo, que a todos nos han puesto la zancadilla en alguna ocasión haciéndonos sentir, cuanto menos, pequeñitos, pero lo que más impotencia me hizo sentir fue que no tuve el carácter suficiente como para haberle dicho cuatro cosas bien dichas y haberlo puesto en su lugar. Siempre intento comportarme con educación, aunque he de admitir, que el agachar la cabeza no tiene nada que ver con el saber estar.
Pues bien...mañana me comeré....pues sí...sigo pensando que puedo comerme el mundo y a ese larguilucho sentado en su butaca (aunque creo que me sentaría mal), pero lo que sí es cierto, es que cuatro palabras dichas por alguien que debería comer más cereales integrales (por el estreñimiento que imagino tenía) y esa enorme calor en mi cara, no van a dejarme en la cuneta...puede que hace unos meses eso hubiera sido más que suficiente para dejarme K.O., pero hoy por hoy admito que perdí esa batalla....pero me siento con ganas de ganar la guerra....

domingo, 27 de septiembre de 2009

Mis Relatos...

Un sueño por cumplir...


Lucia abrió la ventana con la simple intención de empaparse de la luz de ese nuevo día... Una suave brisa penetró por su nariz inundando de aire frio sus pulmones. El encaje de su camisón se movía al compás de aquel remolino de viento, pareciendo bailar una de esas canciones que tanto sonaban en aquella vieja radio empotrada en un rincón de su habitación. Volvió a respirar hondo, con sus ojos aun cerrados a la luz, y con la serenidad de alguien que siente que ya no tiene nada que perder.
Las voces de los temporeros pasando por debajo de su ventana, la devolvieron a la realidad, abriendo timidamente los ojos hasta visualizar por completo la empedrada calle.
Miró con calma a aquellos hombres, ataviados con viejas ropas, abrigos roidos y bolsos donde se podía intuir estaría su comida del día. Siempre pasaban hablando con todo alto, con risas causadas por bromas perpetradas al más joven del grupo, y por supuesto, silbando a la chica de la panadería de enfrente.
Lucia sonrió levemente...hacía tiempo que nadie le silbaba, ni una sola mirada de complicidad, ni una mueca que indicara que había llamado la atención de algún apuesto joven...nada. Se paró por un momento a analizarse nuevamente. Su flequillo tapaba medio rostro, y resoplando para apartarlo de su boca, pensó en lo insignificante que era para el resto del mundo. Siempre había creido tener un mundo interior sumamente rico, algo tremendamente especial por aportar, pero eso parecía haber pasado desapercibido por practicamente todo el mundo.
Buscó en su armario algo de ropa, alisó su largo pelo con aquel viejo peine desdentado, y se recogió su gran melena en una enorme coleta. Lavó su cara en aquella palangana de porcelana decorada con grandes cenefas azules y calzó sus zapatos negros, esos que siempre se ponía cuando solía salir de compras por su gran comodidad. Se dispuso a bajar a la planta inferior, donde suponía se encontraría a su madre preparando el desayuno. La agarró por la cintura, soltándole un sonoro beso y se dispuso a tomar aquellas tostadas con mermelada de frambuesa.
Hoy tenía que ir al centro de la ciudad, y lo cierto es que odiaba aquellas salidas. Su gran inseguridad y esa autoestima en decadencia, hacían de su mundo un lugar mucho más seguro, menos complicado, y el salir de él se convertía en una ardua tarea.
No terminó de comerse la última tostada y casi de un solo sorbo terminó su zumo, había llegado el momento de salir al mundo exterior.
Salió a la calle dando un portazo a aquella vieja puerta de madera, rallada y desquebrajada por los pequeños que jugaban a la pelota frente a ella cada día, y que utilizaban como portería improvisada siempre que su madre salía a pasear cada tarde durante una hora, más que por prescripción médica, por pura distracción.
Andaba cabizbaja, sin tener el mínimo interés por descubrir el rostro de los viandantes que se cruzaban con ella. Llegó a la parada de autobús y tomó asiento sin levantar los ojos del suelo.
Había pensado en numerosas ocasiones, que, quizá, un día, cuando menos lo esperara, algo maravilloso ocurriría en su vida...en la cola del super, en un paso de cebra, o en la parada del bus...alguien le dirigiría una mirada, una palabra, o mostraría cierto interés por ella, cosa que no había pasado desde hacía demasiado tiempo.
El bus llegó con unos minutos de retraso y Lucia se dispuso a subir a él. Estaba mirando por la ventanilla cuando, a lo lejos, vió a un chico correr apresuradamente para intentar subir a aquel autobús. El conductor puso el vehículo en marcha dejando aquella figura atrás. Lucia recriminó a aquel señor de apariencia corpulenta y bigote canoso el que no hubiera detenido por un momento el bus, aunque solo consiguió una mirada envenenada por su parte. Sintió la calor en su cara, como en tantas otras ocasiones, y pensó por un momento cómo se había atrevido a alzar la voz para denunciar aquel comportamiento.
Estuvo analizando durante todo el trayecto aquel impulso, algo totalmente inusual en ella. Había pensado en aquel chico, recordaba su ropa, y como se movían sus mofletes al son de aquella carrera. Sonrió por un momento y volvió a sentir como su cara se encendía.
Había llegado a su parada, cerca del banco donde tenía que arreglar una serie de documentos, y había decidido que una vez hubiera zanjado el tema bancario, volvería a casa sin detenerse ante aquellos escaparates ataviados para una Navidad ya muy cercana.
Estaban a primeros de mes, y eran muchas las personas de edad considerable que se agolpaban en las distintas ventanillas para recoger su paga mensual, con lo cual el arreglar aquellos asuntos le llevaría más tiempo del deseado.
Después de más de 45 minutos en aquella entidad, pudo finalizar por fín aquellas gestiones y se dirigió hacia la salida.
Tenía cinco minutos antes de que llegara el autobús que de nuevo la llevaría hasta cerca de casa y anduvo con rapidez hacia la parada.
Por un momento su estómago se encogió, y el pulso se le aceleró enormemente...estaba allí, en la parada, el chico por el que ella había protestado, esperando probablemente el mismo autobús que ella y de repente sus piernas empezaron a temblar.
Había bajado su cabeza y se dispuso a tomar asiento en la parada. Él permanecía de pié, apoyado en una farola, con una mano metida en su bolsillo y la otra sujetando un cigarrillo.
-"Vas a la zona norte?", le dijo él mientras expulsaba el humo de su cigarro.
"Dios..le estaba hablando...ese chico...y era muy apuesto, demasiado..." pensó Lucia entre nerviosa e ilusionada.. -"Pues sí...antes te ví...perdiste el bus..." contestó ella sin apenas mirarlo a la cara.
-"Sí, el viejo de esta línea nunca espera a nadie..tuve que coger el siguiente..."
En ese instante se dislumbró a lo lejos el vehículo que debía recogerlos, y una vez ubicado en la parada, ambos subieron.
Lucía se sentó primero, nerviosa aún por aquella pequeña conversación, y seguidamente él se dispuso a hacer lo mismo.
Se acercó de nuevo hasta ella y haciendo una señal con su dedo hacia el asiento de al lado le preguntó con gesto agradable -"Puedo?..", -"Sí..claro.." y apartando sus piernas para que el joven pudiera acomodarse le correspondió con una tímida sonrisa
-"Me llamo Carlos...tú eres...?", -"Lucia...", se apresuró a decir ella.
Los dos jóvenes se enfrascaron en una entretenida conversación durante todo el trayecto, y ella, a pesar de tu timidez, había conseguido sentirse realmente cómoda hablando con aquel desconocido.
Al bajar del autobús y despedirse de él, había tenido la sensación de que volverían a encontrarse, y por un instante pensó, que, la vida, a veces, puede ser maravillosa....

Un verano para olvidar...

Normalmente, el verano, esa época estival, alegre, con gran luz y colorido, ha supuesto siempre un descanso para mí...un tiempo donde he agradecido cierta calma y esa desconexión de lo rutinario. Pero este verano ha sido diferente...He vuelto a encontrarme con viejos fantasmas del pasado, aquellos que en su día me atormentaban y casi destruyen...Me he visto sumergida en una espiral, y una soledad impuesta y no deseada, ha sido compañera en numerosos dias.
Las horas se hacían tremendamente largas, angustiosas incluso, y volví a encerrarme en mi burbuja....No he dejado de soñar ni un solo día, pero a diferencia de este tiempo atrás, esos sueños me dañaban, hacían mi realidad mediocre y tremendamente aburrida. Dejé de salir, descuidé a mis hijos y por supuesto a mí misma, no tenía comunicación con nadie de mi entorno, y el círculo cada vez se estrechaba más y más. Me ví inmersa en una vorágine peligrosa, donde todo parecía carecer de sentido, y mi día a día, se hacía cuesta arriba.

Me he atrevido a reconocer que mi vida no es tan plena como siempre me he esforzado en hacer ver, que existen numerosos huecos, y me niego a seguir parcheando rotos que cada vez se hacen más y más grandes. Sé que he de buscar soluciones, empezar a construir una vida propia, mía, más mía que nunca...empezar a ser egoísta, a desmantelar mentiras e hipocresías, a forjarme, en principio, mi presente y después...Dios dirá...Aun no sé como hacerlo, ni donde empezar a buscar esa ilusión que me impulse a comenzar...Es cierto que cuento con personas que me ayudan, que me escuchan y aconsejan, que están ahí tendiéndome la mano, que han hecho que cada uno de esos días fuera más llevadero simplemente con el hecho de estar ahí, pero el camino he de labrarlo yo, y eso en este momento, es mi única prioridad....

viernes, 25 de septiembre de 2009

"Ilusión..."

Supongo que estoy en una etapa de mi vida en la que necesito encontrar "mi ilusión...", no siempre tiene por qué materializarse en una persona...tan solo necesito encontrar un motivo por el que sonreir cada mañana cuando me levanto....lástima de no disponer de una ventana como la del chico del vídeo....él a través de ese hueco...encontró su ilusión...y un abanico de colores transformó sus, hasta entonces gama de grises, en una nueva vida....

miércoles, 7 de enero de 2009

Carbón....

Sus Majestades Melchol, Gaspar y Baltasar me han vuelto a fallar como de costumbre...
Se olvidaron de traerme una lavadora nueva, de esas que centrifugan a 1000 revoluciones por minuto, porque la mía no supera las 400 y ni con secadora me libro de la ropa mojada.... Tampoco me trajeron una vecina menos ruidosa, es más, a ella parece ser que la obsequiaron con un equipo de música nuevo... maldita la gracia.... También había pedido que me doliera menos la espalda y tener mejor humor, cosa que hubieran agradecido enormemente mis hijos (y marido), pero parece ser que "Estos" no se paran a leer la letra pequeña.
Hubiera agradecido una reducción en mi factura eléctrica, pero nada, eso tampoco....
Pedí que no se me colara nadie en la cola del super, o al menos que me dieran el carácter suficiente como para decirles "señoras, que estaba yo antes".... pero sigo bajando la cabeza e incluso sonrojándome al sentir alguna que otra mirada desafiante.
Pensé que me sería de utilidad el que quitaran algo de tráfico mientras yo circulo y lo que es más importante, tener siempre mi zona de aparcamiento en el centro de mi ciudad, pero hoy después de estar durante 20 minutos buscando un sitio donde dejar mi coche me he dado cuenta de que tampoco podía contar con ese regalo.
Ya sé que mi carta era bastante extensa, y que después de leerla habrán pensado que lo que pedía era una nueva vida, en un nuevo lugar quizá ni siquiera descubierto, y ante semejante lista se habrán sentido desbordados, con lo que tendré que conformarme con el TDT que encontré justo al lado de la chimenea..... Quizá tenga que hacer méritos para ganarme algunas de las cosas de mi lista, quizá no he sido lo suficientemente buena como para recibir tanto regalo.... Al menos tendré que agradecerles cada día de este nuevo 2009 (espero que al menos no se arrepientan de eso....)
Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog