miércoles, 17 de septiembre de 2008

Su primer día...

Tan sólo llevan tres días de cole y ya estoy estresada....
Jorge empezó el martes y parece estar encantado con la experiencia. Ni una sola lágrima... increible!!!. Estos primeros días tienen un horario especial hasta que se habituen, pero tengo la impresión de que al peque no le hace demasiada falta ese "periodo de adaptación".
Lo observé detenidamente... sentí su nerviosismo, su excitación, y su cara reflejaba esa ilusión que sólo ellos pueden sentir ante cada una de las cosas que los rodean y tengo que admitir que me contagió con ella.
Me repetía constantemente: "vamo cole", y por mucho que le quería explicar que aun era temprano, no paraba de pronunciar la misma frase una y otra vez.
Y precisamente estos instantes son los que te hacen reflexionar sobre el paso del tiempo... parece que fué ayer cuando nació, tan pequeñito, tan indefenso... y ahora está apunto de comenzar una nueva etapa: su primer día de cole.
Por otro lado ya han empezado las actividades extraescolares: fútbol, catequésis, inglés... y aquí me tenéis, acoplando la agenda todo lo que puedo y dedicándoles toda la tarde a las idas y venidas de las diferentes tareas.
Apenas he podido sacar tiempo para escribir en el blog, y es ahora, a partir de la media noche y cuando todos duermen, cuando puedo sacar algo de tiempo para reencontrarme conmigo misma (o con lo que está quedando de mí).
Me está costando ponerme las pilas y volver a coger esa rutina que tan acelerada me lleva durante todo el curso. Supongo que en este caso soy yo la que necesita un periodo de adaptación...

7 comentarios:

Isa dijo...

Como te entiendo....cuesta ponerse a la altura.

Que bonito es jorge,y que preciosidad con su moxilita,a los nuestros hasta 1º no les dejan con ruedas,

Un besote y ánimos!
Isa

CARINA dijo...

creo que todos los años las mamas necesitamos un periodo de adaptacion....
que lindo esta el nene!!!
bueno respira hondo que la rutina llega rapido..
besos
carina

treserantres dijo...

Los primeros días son los peores, pero después vas cogiendo el ritmo.
Precioso tu hijo.
Un beso

fermin dijo...

Vamos Neruda, que las mamas podéis con todo. Si lo sabrá este conserje- escuela, que cada día ve unas cuantas corriendo de aquí para allá con sus ganapias.
Una observación, si me permites, no les apuntéis a demasiadas actividades extra-escolares, el parque también educa. Creo
Un saludo

m4n010 dijo...

Animo, que no hay cosa con la que no pueda una madre.

Pienso lo mismo que Fermín, los niños con demasiadas actividades se estresan.

saludos

Jorge dijo...

Ni una lagrima?eso es toda una bendicion...con Nhoa fui a berrinche diario, de lunes a viernes, durante los dos primeros meses...

iván dijo...

Que suerte. El mío llora como una magdalena. Y eso que ya había ido a la guardería...
Por cierto, creo que tienen la mismna cartera. Litle Einstein, ¿no?
:D

Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog