martes, 27 de mayo de 2008

Recuerdos del ayer..

He puesto un CD con mi música favorita, canciones de un ayer que resulta demasiado lejano.... Eran las canciones que me hacían suspirar pensando en el chico de turno, las que me hacían llorar, cosa demasiado común en aquella época, y las que me hicieron compañía mientras aquella niña se hacía mujer...

Las escuchaba una y otra vez en un pequeño radio cassette sanyo color dorado que mi padre me regaló para mi cumpleaños y que llevaba incorporado un pequeño micrófono para hacer grabaciones, y al que saqué numeroso partido. Gravé decenas de cintas en las que narraba mis sentimientos, mis miedos, mis amores... y allí estaba yo, sentada en mi escritorio llorando siempre como una Magdalena hablándole a mi pequeño cómplice, el que mejor sabía escuchar. Y ahora evocando aquellos momentos, he sentido un poco de angustia al no recordar el paradero de aquellas cintas, repletas de secretos inconfesables guardados para la posteridad. Seguro que ahora me sentiría ridícula si volviera a escucharlas, aunque creo que parte de aquella jovencita aun sigue intacta en mi interior. Sigo reconociendo a la soñadora, a la romántica, a la rebelde y sobre todo a la inmadura, asignatura que siempre he tenido pendiente, madurar....

Y ahora con 33 años y en esta especie de viaje astral al pasado que últimamente suelo hacer con demasiada frecuencia, puedo llegar a comprender por qué estando rodeada de tanta gente me sentía tan sola. Había creado mi propio mundo interior, un mundo que quedó prácticamente en ruinas durante muchos años y que hoy intento volver a levantar. No dejaba entrar a nadie, me pertenecía, me había costado demasiado crear toda aquella magia y siendo quizá tremendamente egoista, lo quería solo para mí.

¿Qué pasará si dentro de 20 años alguien encuentra mis cintas? ¿Se reirán? ¿Las escucharán con gran atención? Aunque supongo que para entonces el tiempo habrá hecho la suficiente mella en ellas como para no dejar escuchar su contenido, cosa que en parte, agradeceré....

6 comentarios:

Iván dijo...

Los recuerdos siempre tienen un doble filo. Y los que pueden escuchar los demás aún están más afilados. Aunque seguro que no se entenderían. Todo tiene su momento y el de aquellas cintas ya pasó. Ahora ni te acordarías de por que las grababas.
Y seguro que no te reconocías la voz.
:)

CARINA dijo...

puede que alguien las escuche y se sientan ,como yo al leerte ,identificados con ellos.
un beso grande .

neruda dijo...

Iván las estoy buscando desde ayer con afán, pero hasta ahora no ha habido resultados. Son demasiado personales, aunque los "problemas" de aquella época eran mucho más chiquititos que los de ahora.
Carina, me reconforta saber que hay quien se identifica con "mis cosas", me hace sentir comprendida...Un beso cielo.

El redactor dijo...

Jejeje, a mi me hace mucha gracia ver cosas de estas del pasado, no te averguences, al fin y al cabo eres otra persona.

Anónimo dijo...

xxx

Anónimo dijo...

Ya tenia ganas de poder ponerte un comentario.....
Yo me siento muy orgullosa de haber compartido contigo todos estos recurerdos y vivencias...
Hay veces que pienso que son estas pequeñas cosas las que en un momento dado nos hacen pensar que valio la pena....
En mi caso que vivo muchos momentos sola, si que pienso que tu paso por mi vida fue tan importante y aún lo sigue siendo, que no me imagino mi viaje en este tren sin ti...Gracias por estar a mi lado y por compartir tantas cosas...Te quiere mucho MON

Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog