sábado, 12 de abril de 2008

Un polémico embarazo...

Supongo que todos os habéis hecho eco de una noticia que ha ido circulando prácticamente por todos los informativos y periódicos, tanto nacionales, como internacionales.
Se trata de Thomas Beatie, el primer hombre embarazado de la historia. Este transexual, como miles en todo el mundo, nació mujer pero en el período de la adolescencia empezó a experimentar un rechazo hacia su propio cuerpo: se sentía hombre.
Hasta ahí, y en los tiempos en los que nos encontramos, todo parecería normal, pero la noticia de su embarazo hizo que se abrieran diferentes debates ante lo que, ética y moralmente, representaba esta situación.
Yo, personalmente, creo que este chico está incurriendo en una serie de contradicciones frente a su postura de denominarse "hombre". Toda mujer que ha tenido un niño sabe que, el echo biológico de tener a un bebé, hace que te sientas más mujer que nunca. Es la gran diferencia que existe entre el sexo femenino y el masculino. En su interior, jamás podrá tratarlo como un padre, ya que lo va a tener en su vientre durante 9 meses, va a sentir sus movimientos y para siempre lo unirá esa especie de cordón invisible que existe entre madre e hijos. Es la sabiduría de la naturaleza, y ante eso no hay réplica posible.
Podrá seguir denominándose hombre, y respeto su derecho a querer serlo, pero en este momento yo no considero que pertenezca al género masculino, principalmente porque eso sí que es algo antinatural, jamás un hombre ha gestado a un hijo, es privilegio exclusivo de la mujer, por tanto él y sus hormonas, bajo mi punto de vista, son ahora más que nunca, totalmente femeninas...

2 comentarios:

Iván dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Por desgracia ése es uno de los momentos en los que odio ser un hombre: el embarazo. Para mí es una frustración muy grande haber sido padre sin sentir físicamente a mi hijo. Aunque contra eso no hay nada que hacer. Lo de este transexual no me disgusta pero lo que no debería de haber hecho es airear tanto su caso. Pretender sacar dinero de su embarazo le envilece. Desde mi punto de vista...

neruda dijo...

Ese niño, con tanta publicidad, sí que vendrá con un pan bajo el brazo, pero también es cierto que eso que ahora parece tan maravilloso, productivamente hablando, puede volverse contra ellos en un futuro. En todos los informativos se habla, tal y como yo he dicho en el post, de un hombre embarazado, y me parece muy bien que él se sienta hombre, pero yo, con esa tripita, solo veo a una mujer hormonada con aspecto masculino.

Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog