viernes, 29 de febrero de 2008

El niño con el pijama de rayas....

He pensado concienzudamente si debía publicar este video en mi blog. Ya sé que las imágenes son extremadamente duras y que pueden herir la sensibilidad de algunas personas, pero después de leer el libro de John Boyne sentí, en principio tristeza, pero después rabia...creo que estas imágenes tienen que seguir difundiéndose por todos los rincones del mundo para que cada nueva generación siga contemplando aquella barbarie con la esperanza de que jamás vuelva a repetirse algo parecido...

sábado, 23 de febrero de 2008

Neruda....



Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos
trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su
vestimenta
o bien no conversa con quien no
conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones,
justamente estas que regresan el brillo
a los ojos y restauran a los corazones
destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando está infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos....
¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

( http://notengoedad.blogspot.com/ Sábado 1 de Diciembre 2007)

viernes, 22 de febrero de 2008

La Vida es Bella

Estoy leyendo "el niño con el pijama de rayas" y ha hecho que piense en "La vida es bella". Cuando ví por primera vez esta película, aun no era madre y, aunque me emocioné, mi visión fué totalmente distinta cuando la ví por segunda vez habiendo tenido ya a mi primer hijo. Esta última escena no deja indiferente a nadie y hace que me estremezca cada vez que la veo. Tremenda sin duda....

jueves, 21 de febrero de 2008

Los haikus....

Hasta hace unos días no había oido hablar de "los haikus". Casi por puro azar encontré un blog (el rincón del blogodependiente http://ivsu.blogspot.com/) donde los hacían e incluso te regalaban uno hecho especialmente para tí con un tema que tú previamente habías elegido. Por lo que se explicaba en el blog un haiku es una pequeña composición poética, de origen japonés, que consta de tres versos de 5, 7 y 5 sílabas.
Pues bien, aquí publico los dos que me regaló, cuyo tema son los hijos:

Todas las lágrimas
que vertí por vosotros
me hicieron madre.



Sois mi futuro.
Todo cuanto he querido
hecho presente.


Me parecen muy bonitos y doy las gracias a Iván, el autor.....

martes, 19 de febrero de 2008

Aquellos años locos.....

Para todos aquellos que tienen la suerte de pertenecer a esta generación....mi generación....

Una gran responsabilidad...

Este curso se jubila el director del colegio de mi hijo. La asociación de padres quiere hacerle un pequeño homenaje y me han pedido que sea yo la encargada de escribir unas palabras que serán leidas en público. Siento una gran responsabilidad y a la vez no creo que yo sea la persona más adecuada para hacerlo, pero he aceptado y este es el resultado:

" Sin duda el ser humano evoluciona, y esa evolución conlleva, a veces, cerrar una serie de etapas. Por eso hoy hemos querido acompañarlo en lo que para nosotros supone una triste y sentida despedida.

Albert Einstein dijo una vez que solamente una vida dedicada a los demás merece ser vivida, y gran parte de su trabajo hasta ahora ha sido precisamente ése, el esfuerzo y la dedicación que durante tantos años ha destinado a cada uno de nuestros hijos.

Su profesionalidad y gran tesón han hecho que este centro tenga un mejor nivel educativo y, por tanto, sea mucho más valorado, cosa que repercute principalmente en los niños y niñas de este colegio, quienes sabemos que gozan de todo su interés porque asi nos lo ha demostrado en numerosas ocasiones.

Probablemente en todos estos años entregado a la enseñanza, habrá habido momentos difíciles, etapas en las que educar se haya convertido en una ardua tarea, pero cuando existe una vocación y una serie de valores éticos, morales y profesionales, el resultado de esa gran vinculación con el trabajo diario es el que queremos agradecerle y, de forma modesta, homenajear hoy.

Ahora pasará el testigo a otra persona, que junto con su equipo, tendrá que llevar como bandera esta institución, aunque estamos seguros de que la ausencia de su experiencia, constancia y profesionalidad, harán que les sea difícil igualar el fruto de su trabajo.

La honestidad y humildad con la que ha dirigido este centro es digna de admiración, y estas cualidades, junto con el trabajo bien hecho, han contribuido a que, cada mañana, sintamos una gran tranquilidad y confianza al dejar a nuestros hijos en este colegio.

Deja a compañeros, alumnos y una silla vacía en la que ha batallado sin descanso, pero sobre todo deja una huella imborrable en cada uno de los que hemos tenido ocasión de conocer, no sólo al Director, sino a la gran persona que se encuentra detrás...."

Creo saber encajar bien las críticas, por eso me gustaría que me diérais vuestra más sincera opinión, y además estoy abierta a sugerencias....

jueves, 14 de febrero de 2008

Una historia inacabada.....

Hace un tiempo tuve la intención de sentarme frente a un papel en blanco y escribir mi historia, mi vida....La cuestión es que aunque empecé a hacerlo aquellos papeles con demasiados garabatos quedaron olvidados en el fondo de un cajón, y hoy, después de muchísimo tiempo, los he desempolvado y aquí os muestro lo que iba a ser el inicio de una especie de autobiografía frustrada... No inventé nada, sólo cambié los nombres de cada personaje.


"Y en este rincón, sentada y con el miedo inscrustado en mi estómago, como en tantas otras ocasiones, me paro por un instante a pensar como cambiar mi vida, esta vida que entre todos han forjado, y que no siento como mía.
Y mirando hacia atrás en el tiempo, encuentro el momento en el que todo se me escapó de las manos. Cerrando los ojos, repaso una y otra vez cada minuto, cada instante.... Complicada...quizá, diferente...ahora sé que sí."


El siguiente borrador habla sobre mi familia y la describía de la siguiente forma:


"...No puedo continuar sin hacer una mención a mi familia, el pilar más importante de mi vida. Julia, mi hermana, es una gran mujer. Siempre ha tenido la cabeza bien amueblada, y ha sido sumamente madura aun cuando no tenía edad para ello. En cada etapa de la vida me ha ido poniendo el listón muy alto, y la verdad es que no siempre he podido dar la talla. En los estudios, como persona, incluso como hija, en todo momento ha sido superior y ha sido imposible, a veces, evitar comparaciones. No me siento frustrada por ello, es más, me siento orgullosa de tenerla como ejemplo, porque eso ha hecho que en muchas ocasiones me haya esforzado aun más por conseguir mis metas.... "mis metas".... pendientes y lejanas algunas, en plena ebullición otras, y alguna que otra pasada que después de conseguida deseé que se hubiera quedado en el camino.
Pero vayamos por partes; aún quedan las dos personas más importantes que sustentan este pilar: mis padres.
Quizás los idolatre demasiado, pero a lo largo de mi vida su tesón y desvivir así me lo han hecho sentir. En este momento me doy cuenta de algo de lo que nunca he sido consciente; me cuesta muchísimo describirlos, abrir extraordinariamente mi alma para analizar cada uno de mis sentimientos con respecto a ellos me resulta una ardua tarea. Quizá sea porque son muchos y sumamente complejos, o por miedo de admitir lo que los demás con su silencio dicen a gritos, y es que con mis 25 años, aún dependo totalmente de ellos.
Esta será la forma de hacerles mi pequeño homenaje.
Julia y José, dos personas que sin duda nacieron para ser padres: los mejores, y es que ya durante el noviazgo mi padre tenía algo muy claro : "...Si tuviera la certeza de que no pudiera ser padre, no me casaría", le repitió a mi madre en más de una ocasión, para la angustia y desesperación de ésta, y no es que ella no quisiera tener hijos, pero se estremecía al pensar que si, por cualquier motivo, esto no ocurría, la tristeza invadiría el corazón de la persona que tanto amaba.
Y si además, a su gran deseo, añadimos la ilusión que tenía de que fueran del sexo femenino, podemos decir que la alegría se dió por partida doble.
El matrimonio fué en este sentido tan productivo como ellos desearon, porque otra cosa que ambos tenían muy clara es que no querían más de dos hijos. Estoy segura de que se pusieron manos a la obra la misma noche de bodas, pero la gran noticia se dió después de tres angustiosos meses sin que aquellos momentos de placer hubieran dado algún resultado. Por fín mi madre estaba embarazada y el corazón de mi hermana Julia empezaba a latir dentro de su vientre"


Y cómo no, otro fragmento hablaba acerca de la que era, es y siempre será mi mejor amiga y de alguna de nuestras reuniones...


"...Cómo añoro aquellas tardes en casa de Elena. Ese lugar era nuestro punto de encuentro. Casi siempre quedábamos allí. Recuerdo aquellas merendolas copiosas que siempre nos preparaba Doña Paca, la madre de Elena; galletas, donuts, bizcocho casero, y gran variedad de dulces, entre los que se encontraban los rosquillos de chocolate, mis preferidos, todo ello acompañado de café o zumo de melocotón. Cada vez que, en cualquier ocasión, paladeo ese zumo, viene a mi mente aquella estancia. Podría describir cada detalle.... Y cómo no, Elena siempre ataviada con su viejo chandal y chaqueta de punto, y por supuesto, esos pañuelos anudados al cuello que tanto la caracterizaban, y que si por cualquier motivo ella olvidaba, ahí estaba Doña Paca con uno de ellos en la mano aclamando: -"Dios bendito hija! con el frío que hace. Abrígate, abrígate..."
Doña Paca era una mujer cálida y transparente. Siempre canturreando y sus risas eran parte de aquellas reuniones. Aún quejosa con sus achaques y dolores, irradiaba alegría y nos había dado tanta calor y confianza, que nos sentíamos como en casa.
Esas tardes de invierno tenían un sabor especial. Casi siempre nos juntábamos para repasar algún ejercicio de clase o para preparar algún examen. Aunque también había tiempo para charlar de nuestras cosas o para la confesión de algún secreto. Los chicos eran tema obligatorio, y alguna que otra de nuestras experiencias más íntimas. Para hablar de sexo no teníamos tapujos, bueno Elena y yo no, pero Pili se escandalizaba con poco. Siempre fué muy discreta en ese tema.
Elena era la que gozaba de más experiencia; ella empezó a salir con Rubén a los 14 años, y entre juegos y caricias inocentes, ambos habían ido descubriendo la sexualidad. Por supuesto, la intimidad de esos juegos no era del todo violada, pero si es verdad, que éramos partícipes de muchos detalles....
Y entre tanto bullicio, y casi ajena a todo, se encontraba Doña Amparo, la abuela paterna de Elena. Para nosotras era "La abuela"; una mujer fuerte como un roble y de edad considerable que permanecía en silencio con el semblante arrugado por los años y que con una serenidad pasmosa aguantaba nuestro griterío.
Cuando llegábamos le hacíamos la pregunta de rigor. -"Abuela, ¿cómo está?, y con una sonrisa dulce y temblorosa nos respondía: -"Ahí vamos, tirando, hija, tirando..." Eran las únicas palabras que arrancábamos de su boca.
Merendaba con nosotras, siempre bajo los atentos cuidados de Doña Paca, que iba y venía constantemente para que no le faltara nada a "La abuela".
Me estremezco al pensar que, hoy por hoy, con la memoria perdida y la inconsciencia instalada en su mente, sigue ganándole el pulso a la vida...."


Y aunque jamás conseguí terminar lo que iba a ser "la gran historia de mi vida", lo que sí tenía claro era cuál sería el final. Un final muy distinto al del inicio de esta aventura, y es que analizando muchos de los momentos vividos, descubrí que mi existencia era mucho más rica de lo que nunca imaginé. Mi libro se despediría así:


"Y en este rincón, sentada y sintiendo aun el miedo en mi estómago, pienso por un instante lo grandiosa que es mi vida, esta vida que todos me ayudaron a forjar y que, por fortuna, es únicamente MIA...."


No sé si alguna vez terminaré este libro, probablemente no sea así, pero sí tengo que agradecerle a esa iniciativa el proceso de maduración que desarrolló en mi interior y que hizo posible que empezara a ver la vida de distinto color.

martes, 5 de febrero de 2008

Noches en vela.....

Mis últimos ocho días los he pasado en compañía de antibióticos, dalsy, apiretal, supositorios infantiles, vómitos y largas noches en vela.

El pediatra es ya como de la familia, y la verdad, a este paso ni lo voy a necesitar, porque parece que me esté preparando un master en pediatría.

A las ocho le toca a Jorge el antibiótico, o era a las diez?, no, no, a las nueve y media tengo que ponerle los aerosoles a Javier, y a las once si no le ha bajado la fiebre tengo que darle el dalsy a Jorge.....y éso que son sólo dos.... Y terminas echando de menos los gritos, las travesuras, sus peleas pero sobre todo el sonido de sus risas, porque éso de verlos hechos un ovillito en el sofá resulta un tanto antinatural.

Recuerdo cómo me reconfortaba acurrucarme en el regazo de mi madre cuando estaba enferma....su aliento, su respiración y el latido de su corazón no hacían que la enfermedad se esfumara, pero me transmitían tanta seguridad, tanto consuelo, que no había lugar en el mundo en el que deseara estar más que sobre aquellas rodillas. Y ahora, cuando acuno a mis hijos en mis brazos y les tarareo alguna canción, no puedo evitar tener una cierta nostalgia por todas aquellas noches en vela junto a mi madre.

Y ya sé que lo que les ocurre no es nada grave, nada que un poco de antitérmico no pueda solucionar, pero me estremezco cuando me miran esos ojitos llenos de lágrimas intentando buscar en mí un aliento que les ayude a calmar el dolor o a poder dormir, y yo que últimamente ando sobrada de sensibilidad, no puedo más que abrazarlos fuertemente mientras alguna que otra lágrima rueda mejilla abajo.

Supongo que es el mal que toda madre ha sufrido en mil y una ocasión, pero para afrontar el dolor de un hijo, por mínimo que sea, nunca se está preparado....
Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog