martes, 19 de febrero de 2008

Una gran responsabilidad...

Este curso se jubila el director del colegio de mi hijo. La asociación de padres quiere hacerle un pequeño homenaje y me han pedido que sea yo la encargada de escribir unas palabras que serán leidas en público. Siento una gran responsabilidad y a la vez no creo que yo sea la persona más adecuada para hacerlo, pero he aceptado y este es el resultado:

" Sin duda el ser humano evoluciona, y esa evolución conlleva, a veces, cerrar una serie de etapas. Por eso hoy hemos querido acompañarlo en lo que para nosotros supone una triste y sentida despedida.

Albert Einstein dijo una vez que solamente una vida dedicada a los demás merece ser vivida, y gran parte de su trabajo hasta ahora ha sido precisamente ése, el esfuerzo y la dedicación que durante tantos años ha destinado a cada uno de nuestros hijos.

Su profesionalidad y gran tesón han hecho que este centro tenga un mejor nivel educativo y, por tanto, sea mucho más valorado, cosa que repercute principalmente en los niños y niñas de este colegio, quienes sabemos que gozan de todo su interés porque asi nos lo ha demostrado en numerosas ocasiones.

Probablemente en todos estos años entregado a la enseñanza, habrá habido momentos difíciles, etapas en las que educar se haya convertido en una ardua tarea, pero cuando existe una vocación y una serie de valores éticos, morales y profesionales, el resultado de esa gran vinculación con el trabajo diario es el que queremos agradecerle y, de forma modesta, homenajear hoy.

Ahora pasará el testigo a otra persona, que junto con su equipo, tendrá que llevar como bandera esta institución, aunque estamos seguros de que la ausencia de su experiencia, constancia y profesionalidad, harán que les sea difícil igualar el fruto de su trabajo.

La honestidad y humildad con la que ha dirigido este centro es digna de admiración, y estas cualidades, junto con el trabajo bien hecho, han contribuido a que, cada mañana, sintamos una gran tranquilidad y confianza al dejar a nuestros hijos en este colegio.

Deja a compañeros, alumnos y una silla vacía en la que ha batallado sin descanso, pero sobre todo deja una huella imborrable en cada uno de los que hemos tenido ocasión de conocer, no sólo al Director, sino a la gran persona que se encuentra detrás...."

Creo saber encajar bien las críticas, por eso me gustaría que me diérais vuestra más sincera opinión, y además estoy abierta a sugerencias....

2 comentarios:

El redactor dijo...

Vaya, parece que se haya muerto !

No, en serio, muy bonito. Yo no podria decir esas cosas salvo de alguien que admirara muchisimo o fuera un gran amigo.

Es que a mi estos discursos en despedidas en general (incluidos funerales) en los que hablan tan bien de uno, me da como mal rollo...

Pero tranqui, seguro que triunfas ;)

neruda dijo...

Siendo totalmente sincera he de decir que apenas conozco al susodicho director, vamos, que lo he escrito basándome en lo que me han dicho de él, todo bueno por supuesto. Por eso decía que yo no era la persona adecuada para escribir algo que se supone que tiene que salir desde el corazón. Me costó escribir estas palabras dedicadas a alguien con quien no me une ningún lazo afectivo, y quizá por eso el resultado me parece algo solemne y con demasiados alagos, vamos que puede parecer poco creible incluso para él....En fin, seguiré dándole vueltas.

Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog