domingo, 10 de octubre de 2021

Demolición...

Templos que se
desvanecen
frente a Dioses
sin clemencia. 
Partículas de vida
esparcidas
como simiente
que jamás germinará, 
y vacío... Vacíos 
que llenan ojos que juzgan 
y sentencian. 
Templos condenados
a ruinas y podredumbre, 
alimentándose de
egos prestados (y robados). 
Polvo incrustado
en huesos y piel, 
vistiendo de gris
un cuerpo
que se disipa
con cada soplo
de vida... 

lunes, 27 de septiembre de 2021

Tus huellas...

Como una prenda íntima
bajo la ropa, 
supiste marcar
con tus dedos mi desnudez. 
Cada señal se hundía
en una piel
que la cobijaba y envolvía, 
dibujando lascivos caminos
por los que degustar
tu hiel... y mi sal. 
Vestigios de la presión
(y pasión) de unos dedos
ávidos de un cuerpo
que nunca le perteneció. 
Y en la intimidad de mi piel, 
guardaba el rastro de cada huella, 
hasta que llegó tu invierno
y las cubrió de recuerdos
en forma de vieja lana... 

sábado, 25 de septiembre de 2021

Alimentando sombras...

Testigo de un rostro
que escupe las miserias
escondidas bajo su piel. 
Inseguridades que tiñen
de rojo todo a su paso, 
desarmando voces... 
e identidades. 
Cansada del calor 
que vomita cada poro, 
calcinando soñadas
(e inventadas) osadías. 
Apariencia ridícula
y frágil, 
y un desgaste que
acaba devorando
luces, y alimentando
sombras.

martes, 21 de septiembre de 2021

Lee(me)...

Elegiste leerme. 
Piel que contaba piadosas
mentiras con aspecto
de medias verdades. 
E inmerso en su lectura
buscaste entre sus pliegues
el resumen y acopio de años
y daños
que aún no tenían punto y final. 
Renglones subrayados de
vivos colores y miserias
ahogadas en charcos de tinta. 
Puntos suspensivos que 
marcaban caminos
sin retorno, 
donde perderse 
en la frase exacta, 
ésa que te invitaba a seguir
leyéndome entre las piernas...

lunes, 30 de agosto de 2021

Deshojándome...

Voy a coser margaritas en mi piel
y que, como botones dorados
de antiguas casacas, 
adornen una desnudez
que libró mil guerras sin cuartel. 
Serán aderezo y refugio
en el gris que escupe mi piel, 
y escudo frente al hedor
de un cuerpo marchito 
por decadencias y olvido. 
Las deshojaré para aliviar
dudas... e inventar certezas, 
y en cada pétalo arrancado, 
la inquietud y el anhelo 
de quien nunca supo 
de fortuna, 
ni de realidades...

miércoles, 11 de agosto de 2021

Nuestro tiempo...

Y paramos el tiempo, 
fabricando paréntesis entre los labios, 
encerrando los relojes 
que amenazan y encadenan, 
y convirtiendo mis lunares 
en puntos suspensivos 
capaces
de dilatar las pausas entre gemidos... 
Lo hicimos dibujando un laberinto
en la espalda, dejando besos marcados en cada paso para encontrar así la salida, 
aunque acabemos perdidos 
entre beso y beso, 
y entre tanta vida. 
Se detuvo. 
Y el único ritmo fué marcado 
por pulsos descontrolados, 
latidos que congelaban minutos 
y aceleraban lascivos placeres 
a punto de culminar. 
El tiempo, nuestro tiempo... 
Momificado y disecado 
por el aliento entrecortado
de cada jadeo
mientras tus huellas repasan
el camino que inventaron
tus besos en mi espalda. 
Y en pequeñas dosis
seguimos tomando el antídoto
en píldoras comprimidas
con los miligramos exactos 
de besos, jadeos, caricias 
y orgasmos
capaces de seguir deteniendo
ese enemigo llamado tiempo... 





domingo, 8 de agosto de 2021

Para Hana...

No te reconozco entre tanta miseria. No eres tú. Voces ajenas y remolinos propios te engullen y encadenan. 
Te tiemblan las ganas mientras sigues echando un pulso a quien te muestra luz y verdad, pagando con indiferencia y distancia... Con resentimiento y silencio... 
Miedos frente al reflejo de un futuro incierto, porque el presente ya no preocupa. Anda guardado en bolsas de basura, y como despojos desechados, pierde valor cada día. 
Instintos que parecen no ser suficientes porque falsos afectos ocuparon su lugar, y una culpabilidad dirige pasos hacia caminos inciertos. 
No te salvarán los oasis prefabricados en tu primera sed, ni el sonido de las palabras que siempre te gustó escuchar... No, no lo harán. 
La solución no está fuera. Aprende a buscar en el lugar adecuado... (Y por favor, vuelve...)