viernes, 30 de diciembre de 2011

Un año más....

Hoy Javier cumple 12 años. Durante todo el día me han invadido numerosas sensaciones y recuerdos de uno de los días más felices de mi vida.
Aun recuerdo el calor que desprendía su cuerpo desnudo encima de mi pecho cuando apenas habían transcurrido unos segundos desde el inicio de su vida. El sonido de su llanto al salir de mi vientre y su rostro....Dios...su rostro....no puedo evitar emocionarme al recordar esa carita.
Y aquel bebé ha ido creciendo, pasando distintas etapas, y he de dar gracias a Dios por permitirme estar siempre junto a él, porque jamás había tenido tanto miedo a la muerte como lo tuve después de ser madre. Era (y sigue siendo) un horror pensar qué pasaría si yo no estuviera junto a ellos, porque aunque soy consciente de que puedo errar (de hecho creo que lo hago con demasiada frecuencia), sé a ciencia cierta que ellos me necesitan, por eso, hoy por hoy, me aferro a la vida con todas mis fuerzas (y ganas) por no dejarlos "desamparados". Son mi razón de vivir.
El motivo de este blog en su día, fueron mis temores precisamente por mi actitud ante Javier. Su personalidad me hacía sentir un temor que poco a poco se va transformando en confianza y tranquilidad. Supongo que puede parecer que no soy objetiva al definirlo (soy su madre), pero sinceramente creo que tiene una personalidad tan especial que sé que brillará con luz propia.
Noble, inteligente, dulce, simpático, divertido, respetuoso, ingenioso, extremadamente sensible, sociable, cariñoso, audaz.... solo puedo decir que me siento tremendamente orgullosa de él.
Hoy Montse me ha enviado un sms que decía así:

"Felicita a Javier de mi parte, y dile que seguro, que seguro que será un chico con un gran éxito en la vida porque tiene el corazón tan grande como el de su madre...."

Me ha emocionado muchísimo ese sms, porque creo que todos los que lo queremos tenemos claro lo especial que es, y eso nos hace esperar grandes logros, aunque el principal éxito será seguir manteniendo ese enorme corazón al que Montse hacía referencia.
He de apuntar (porque en este sentido no me gusta presumir ante nadie, aunque permitidme que hoy lo haga aquí) que ha sacado unas notas buenísimas: 7 sobresalientes y 4 notables. Yo tenía cierto temor... era un cambio de instituto, de compañeros, en definitiva, una etapa completamente diferente, pero el resultado ha sido más que positivo.
Ayer lo celebró con sus amigos (invitó prácticamente a toda su clase), y hoy en casa, ha soplado las velas en familia.
Creo que le estamos ofreciendo el mayor de los tesoros: una infancia llena de cariño y preciosas experiencias, aunque nunca será comparable con lo que él consigue día tras día: llenar mi vida por completo. Te quiero cariño....

domingo, 18 de diciembre de 2011

Siempre...Bisbal...



He de admitir que siempre he sentido una especial predilección por David Bisbal. Su último trabajo en acústico versiona algunos de sus temas más conocidos, pero también incluye algunos que podrían parecer inéditos y que en realidad no lo son. Éste en concreto me gusta especialmente. Fué interpretado en su día por un grupo llamado Alameda, y compuesto por el malagueño Juan Pacheco.
Todo un regalo sin duda....

jueves, 15 de diciembre de 2011

Es mejor caminar....



Caminemos...y si es posible, sin arrepentirse de ningùn paso dado en ese largo recorrido. Porque siempre existirán recuerdos capaces de hacernos suspirar...
Precioso tema, que sin duda, hará que más de un@ esboce una sonrisa...

martes, 13 de diciembre de 2011

Otro paso atrás....

Hoy no ha sido un buen día.
Me he sentido vejada y humillada gratuitamente, y lo peor es que, como de costumbre, no he tenido ni el más mínimo aliento de preservar mi dignidad frenando ese absurdo y desmesurado ataque.
Me he limitado a bajar la cabeza y a mantener un silencio que, por primera vez, me ha producido bastante dolor, pudiendo controlar tan solo mis lágrimas, pero no por la arrogancia de no permitir que él comprobara el daño que había causado, sino por pura vergüenza...sin más...
Me he sentido tan pequeña detrás de mi máquina registradora, tan tremendamente vulnerable, que no he conseguido mirar a los ojos a ningún cliente en un largo periodo de tiempo.
Y lo más curioso, es que el ataque no tenía ningún sentido, y estoy segura de que no ha habido nada por mi parte que lo haya provocado.
Es un cliente con un carácter bastante "complicado", y prácticamente desde el primer día, se ha dirigido continuamente a mí con gestos y palabras desagradables, y a pesar de ello, lo he tratado con mucha educación dedicándole siempre la mejor de mis sonrisas. Pero hoy la situación ha sido sumamente incómoda, llegando incluso a faltarme el respeto.
Cuando él ha salido del establecimiento, una clienta habitual que había presenciado el episodio, me ha reprendido por haber permitido que me faltara el respeto de esa forma..."no debes permitir que nadie te hable así.." me ha dicho entre atónita y ofendida.
Por lo poco que conozco la vida de este señor, creo poder justificar su comportamiento.
Andará cerca de los 60 años, y por su pronunciado amaneramiento, puedo intuir que quizá no haya sido fácil ser él mismo en una época en la que exponer una condición sexual distinta a la de la inmensa mayoría era un auténtico inconveniente. Y digo esto porque la sensación que tengo es que está continuamente a la defensiva, como si la crueldad de algunos, lo hubieran acabado contaminando y envenenando cada una de sus palabras y gestos. Sinceramente, y a pesar de todo, siento pena hacia él.
La sensación de malestar sigue estando dentro de mi pecho, presionando mis pulmones y haciendo que parezca que no entra la cantidad de aire necesaria para llenarlos plenamente. Supongo que mañana será otro día y que quizá una mirada tierna o una sencilla sonrisa, acaben borrando este martes y 13 que ha vuelto a ratificar que me queda muchísimo para conseguir mis tan ansiadas alas....

jueves, 8 de diciembre de 2011

Yo...y mi "King Kong"



Hoy es uno de esos días en los que sientes que te falta algo...algo importante...
Tengo "mono", aunque bien podría decir que es un auténtico "KING KONG", de algunas sensaciones...
Necesito....puff!!!, simplemente necesito....
Como bien dice Maná, "...se nos cae el cielo de tanto esperar...."

lunes, 5 de diciembre de 2011

Necesito una coraza...

Siento que últimamente mi sensibilidad se encuentra bastante agudizada, y eso, no me hace bien. Me impregno con demasiada facilidad de los problemas de todas y cada una de las personas que pasan por delante de mí a diario. Dificultades económicas y problemas de salud, caras de auténtica tristeza y cabezas cabizbajas hacen que mis ojos se humedezcan demasiado a menudo.
El tener que dejar atrás artículos de primera necesidad por no tener suficiente dinero o simplemente tener que ayudar a coger bolsas o a bajar los escalones a personas con auténticas deficiencias físicas, hace que me sienta tremendamente mal ante la imposibilidad de hacer algo más por arreglar su situación.
Y a la vez me siento tremendamente egoísta por tener esa sensación de malestar, porque yo vuelvo a casa, a mi ahora situación desahogada, a un hogar estable, pero los problemas de cada una de esas personas, siguen con ellas cuando la puerta automática del establecimiento se cierra tras sus espaldas.
Escucho suspiros que salen del alma, contemplo numerosas miradas perdidas y siento el temblor de algunas manos mientras las sujeto con fuerza para bajar esos malditos escalones (que el ayuntamiento se niega a eliminar por formar parte de una fachada antigua), y no soy capaz de desligarme de esos sentimientos ni siquiera cuando vuelvo a casa.
Supongo que he de aprender a poner una barrera para que todas esas sensaciones no me afecten, pero aun no sé cómo enfundarme esa coraza.
Tengo la necesitad cada mañana al levantarme, de un "buenos días!!" que me llene de fuerza, como sucedía hace un tiempo atrás... pero desgraciadamente, hoy día no dispongo de esas palabras para arrancar el día con el ánimo suficiente, porque sé que, en parte, eso ayudaría a que todo resultase más fácil.... (es fantástico que alguien consiga que todo resulte más fácil verdad??)
Y yo, al igual que todos aquellos que prácticamente en un minuto te cuentan su vida quizá por esa necesidad imperiosa que tenemos la inmensa mayoría de los mortales de ser escuchados, me desahogo en este rincón, porque a veces, las penas compartidas, parecen serlo menos.....
Plantilla original blogspot modificada por plantillas blog